A comerConsejosDe 0 a 6 meses

Papillas de cereales: ¡llegó la hora de la cuchara!

Febrero 24, 2017 0 comentarios

La introducción de las papillas de cereales marca el inicio de la alimentación sólida en la dieta de tu bebé. ¡Es un momento muy importante para su desarrollo! Te explicamos cuándo empezar con los cereales y algunos otros consejos útiles.

Como ya sabrás, la leche materna preferentemente, o la leche de fórmula cuando la lactancia no es posible, constituye la alimentación principal de los bebés en sus primeros meses de vida. El siguiente paso consiste en la introducción de los alimentos sólidos en su dieta, y la mayoría de los pediatras aconsejan comenzar por las papillas de cereales.

¿Cuándo empezar con los cereales? La Asociación Española de Pediatría recomienda la introducción de este alimento entre los cuatro y los siete meses de edad, en función del desarrollo de tu bebé. No es recomendable ofrecer antes este tipo de comida porque el estómago del recién nacido aún no es capaz de procesar los cereales; mientras que si esperas demasiado puede afectar al crecimiento de tu peque. En cualquier caso, sigue siempre las tablas de introducción de alimentos de tu pediatra.

Tipos de papillas de cereales

Básicamente, hay dos tipos de papillas de cereales:

-Papillas con gluten: se elaboran a partir de trigo, cebada, centeno o avena.

Papillas sin gluten: se elaboran con maíz, arroz, tapioca y otros cereales sin gluten.

Esta diferencia es importante, porque resulta recomendable que tu bebé empiece tomando papillas sin gluten, antes de pasar a las que contienen gluten. La razón es que muchas personas tienen dificultades para digerir el gluten (enfermedad celiaca), una proteína que está presente en la mayoría de los cereales de secano. El consumo de alimentos con gluten antes de tiempo está relacionado con un mayor riesgo de celiaquía en los bebés.

En este sentido, actualmente existe una gran variedad de marcas de papillas de cereales para bebés, con gluten y sin gluten. Algunas de las marcas más conocidas son Nutribén, Blevit, Nestlé, Sanutri, Hero Baby, Almirón, etc. También puedes encontrar papillas biológicas de marcas como HiPP Biológico, BabyBio o Holle, que se diferencian por su elaboración a partir de cereales cultivados de forma controlada y sin aditivos. De modo que tienes muchas opciones para encontrar la papilla perfecta.

Las papillas de cereales Nestum son ideales para iniciar la alimentación complementaria.

Para asegurar que tu peque acepta correctamente los cereales, procura empezar a introducirlos poco a poco en su dieta. Puedes comenzar por añadir una o dos cucharaditas al biberón y, si lo toma bien, en los siguientes días puedes espesar poco a poco la mezcla hasta convertirla en una papilla. Preparar una papilla de cereales es muy fácil si sigues estos pasos:

  • Primero, calienta entre 50 y 100 ml de leche o agua a unos 50 grados de temperatura.
  • A continuación, vierte el líquido en un recipiente y añade los cacitos o cucharitas de cereales que correspondan (según las instrucciones de tu pediatra o las del envase).
  • ¡A remover! Mezcla de manera lenta pero enérgica y así evitarás que se formen esos molestos grumos que hacen que muchos bebés rechacen las primeras papillas. Para remover, en lugar de cuchara es mejor usar un tenedor o la batidora.
  • ¡Atención! Antes de darle la primera cucharadita a tu peque, comprueba que la papilla no esté demasiado caliente ni demasiado fría. No debes añadir sal, azúcar ni otros aderezos.

¿Qué pasa si tu bebé no quiere comer la papilla? Ten calma: el cambio del biberón a las primeras papillas es un paso importante para tu bebé y necesita acostumbrarse a las nuevas texturas y sabores (porque solo conoce la leche). De modo que, si no quiere tomarse la papilla, no le obligues: pasa al biberón y vuelve a probar a la hora de la siguiente toma. Si no hay manera de que la acepte, prueba a preparar una papilla más clara o más espesa, cambia de marca y si no lo resuelves, consulta a tu pediatra.

No te preocupes, porque todos los bebés acaban comiendo con cuchara… ¡y les encanta!

¿Cuándo empezó tu peque con los cereales? ¿Qué tal fue? ¡Cuéntanos!

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación