Entrevistamos aEntrevistasFisioterapiaSalud

Entrevistamos a Ester Roma, fisioterapeuta: “Recomendaría a las mamás que fuesen a una sesión antes y después del parto”

marzo 27, 2017 0 comentarios

Durante el embarazo, el cuerpo de la mamá cambia como nunca antes lo había hecho: sus órganos internos se reposicionan, cambia el punto de equilibrio y, lo más evidente, cambia el tamaño de la barriga, afectando a la espalda. Por si no fuese poco, tendemos a no corregir nuestra postura y los dolores aparecen. Ester Roma, colaboradora del blog El Rincón de Bebitus y que tiene el suyo propio, nos cuenta cuál es la educación postural que hay que llevar a cabo durante el embarazo y tras él, para que nuestras articulaciones sufran lo menos posible.

Bebitus: Cuando decimos “fisioterapia” rápidamente se nos viene a la mente contracturas y lesiones en la espalda, por ejemplo. Pero, en este caso, tú la has llevado a la parte de “embarazo”. ¿Cómo ayuda la fisioterapia cuando la mamá está embarazada?

Ester Roma: El cuerpo de una mujer a lo largo de todo el embarazo va a sufrir muchos cambios físicos, preparando el cuerpo para acoger al bebé y dar a luz posteriormente. Todos estos cambios son fisiológicos, aunque pueden producir ciertas molestias a la futura mamá.

La fisioterapia servirá para aliviar estas molestias, ayudará a la futura mamá a tomar conciencia de su postura corporal, valoraremos y prepararemos el suelo pélvico y ayudaremos a prepararla para el parto.

B.: Ser mami y fisioterapeuta es andar con ventaja, ¿qué buenas prácticas posturales, de movimientos llevabas a cabo cuando esperabas a tu bebé?

E. R.: La verdad que sí que es una ventaja, en cuanto cumplí la semana 12 de embarazo, y la ginecóloga me dio permiso empecé a trabajar con movimiento. Hice ejercicios para movilizar la pelvis, para elastificar la columna vertebral y la las piernas; además empecé a practicar yoga adaptado para embarazadas, e iba a la piscina, donde aparte de nadar hacía ejercicios de movilidad pélvica. Sí, se puede hacer fisioterapia para embarazadas dentro del agua, la verdad que va muy bien porque la embarazada se mueve mucho mejor, ya que la barriga pesa menos.

Desde el primer momento he sido muy consciente de mi postura, corrigiéndola cuando ha sido necesario, he vigilado mucho al levantarme de la cama y del suelo haciéndolo de lado con ayuda de las manos; para dormir lo he hecho de lado con un cojín entre las piernas, sobre el lado izquierdo para favorecer el retorno venoso.

B.: ¿Cuáles son las principales partes del cuerpo de una mamá que se ven afectadas antes y después del embarazo?

E. R.: El cambio más evidente es el crecimiento de la barriga, lo que conlleva que el centro de gravedad se desplace, aumentando los problemas de espalda. También aparecen cambios hormonales desde el inicio del embarazo.

A medida que el bebé va creciendo, el útero desplaza a ciertos órganos de sitio por lo que pueden aparecer digestiones dificultosas, estreñimiento, sensación de ahogo, entre otros.

Durante el postparto aparecen otra serie de cambios, aparte de hormonales, el útero reducirá su tamaño, progresivamente, hasta volver a su tamaño habitual, y el resto de órganos volverán poco a poco a su sitio. Además el suelo pélvico, por lo general, se verá afectado debido al peso del bebé sobre él durante el embarazo, y al esfuerzo que sufre el mismo durante el parto.

B.: ¿Se puede aplicar fisioterapia sobre los bebés? ¿Cómo?

E. R.: Sí que se puede aplicar fisioterapia en bebés, aunque no nos tenemos que imaginar la fisioterapia como en la del adulto, los niños no son adultos en miniatura, tienen características propias. En la fisioterapia pediátrica aplicaremos técnicas suaves, indoloras y no invasivas, aunque según la disfunción el bebé puede experimentar una amplia gama de reacciones a la terapia que se le aplique.

Con la fisioterapia pediátrica actuaremos en la prevención y tratamiento de alteraciones y enfermedades (tanto congénitas como adquiridas) relacionadas con problemas respiratorios, traumatológicos, neurológicos, etc. Trataremos por ejemplo, cólicos del lactante, torticolis muscular congénita, estreñimiento, retrasos en el desarrollo psicomotriz, entre otras.

B.: ¿En qué consiste el famoso “masaje Shantala”?

E. R.: El masaje de Shantala, es un tipo de masaje que se realiza a los bebès, se originó en la India, y es una manera de comunicarse con el bebè a través del tacto, y a la vez aporta una sèrie de beneficios tanto para el bebé como para los papás.

B.: ¿Cuándo recomendarías a una mamá que acudiese a una sesión de fisioterapia?

E. R.: Yo recomendaría que acudieran al fisioterapeuta tanto las mamás como las futuras mamás. Durante el embarazo, para poder prepararse para el parto y tratar posibles molestias que pueden aparecer.

En el post parto para valorar y tratar el suelo pélvico, para que recupere su función, y poder prevenir posibles problemas que puedan aparecer en el futuro, como incontinencia o dolores pélvicos. Si el parto ha sido por cesárea o se ha realizado episiotomía aconsejaría valorar el estado de las cicatrices y tratarlas si es preciso.

Además si ven que los bebés sufren cólicos, problemas de estreñimiento, resfriados también pueden llevarlos al fisioterapeuta.

B.: Gracias Ester

E. R.: Gracias a vosotros por dar a conocer la fisioterapia pediátrica y obstétrica.

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación