ConsejosDebes saberEmbarazoGuíasParto

La lista definitiva: ¿qué me llevo al hospital?

marzo 16, 2017 2 Comments

Con cuánto mimo preparamos la bolsita que nos llevaremos al hospital cuando llegue el día de dar a luz ¿verdad? Hay mamis rezagadas y otras que lo preparan meses antes.

Yo misma, con mi hijo mayor, preparé la bolsita a los 7 meses. Con mi hija pequeña, tuve que hacerla deprisa y corriendo porque resultó ser una cesárea de urgencia en la semana 38, y no, no había empezado siquiera. Lo sé, me pilló el toro por tardona, pero es que mi hijo mayor nació en ¡la semana 42! y claro, pensé ¡tengo mucho tiempo!

Así sucedió que tuve a mi marido y a mi madre de paseo a mi casa para traerme todo lo que necesitaba. Precisamente para evitaros esto, os cuento hoy cuáles son los imprescindibles que tienes que meter sí o sí en tu maleta para el hospital y cuál son los recomendables que te vendrán bien tener aunque no son imprescindibles.
No puedes olvidarte:

Para nosotras
  • Ropa interior como si te fueras una semana de viaje. Sí, créeme. Recuerda que vas a comenzar a sangrar y es fácil que tengas escapes (no se recomienda el uso de tampones ni copas menstruales durante este período), tener bragas limpias a mano es un gran alivio. Los sujetadores, que sean cómodos, que no aprieten. Si vas a dar el pecho, opta por los sujetadores de lactancia que son mucho más prácticos.
  • Discos de lactancia. Si vas a dar el pecho, los discos absorbentes son otro gran imprescindible. Hasta que la leche se regula, es habitual que se escape leche entre tomas y es muy incómodo tener el sujetador y la ropa húmeda permanentemente.
  • Compresas de algodón tocológicas. Por lo general suelen proporcionarlas tanto en las clínicas privadas como en las públicas, pero es un “por si acaso” que nunca está de más y ocupa poco.
  • Camisones o pijamas holgados, cómodos y a ser posible, de algodón. Especialmente si vais a dar a luz en una clínica privada, ya que en los públicos normalmente te los proporcionan. Aún así, no es mala idea tener recambios por si te sientes más cómoda con los tuyos o por si en un momento dado quieres cambiarte y no tienes uno limpio disponible en la habitación.
  • Con mi segundo parto, preparé una bata ya que cuando nació mi hijo mayor la eché de menos. Aunque ya era medidados de Abril y en la habitación la temperatura era alta, al pasear por los pasillos o cuando recibía visitas, me sentía más cómoda con ella. En este mismo hilo, un abanico. En las habitaciones, como os decía, suele hacer calor, y durante el proceso del parto, mientras estamos dilatando, seguro que en algún momento os alegraréis de haberlo cogido.
  • Zapatillas de andar por casa, un imprescindible. Recordad, comodidad ante todo. Un consejo, si son del tipo de sólo meter el pie, mejor. Sobre todo porque si es una cesárea, lo de agacharse los primeros días se hace complicado (y doloroso).
  • Pasta de dientes y cepillo, champú, gel, desodorante, y en definitiva, todos los utensilios de higiene que utilicemos habitualmente. Recordemos que estaremos de 3 a 5 días ingresadas.
  • Carpeta con todos los informes, ecografías y datos del embarazo. Para entregar al ingresar en el hospital y también importante en este punto nuestra tarjeta sanitaria.
  • El plan de parto. Imprescindible.

Para nuestro bebé
  • Ropita. La cantidad, depende de si vamos a dar a luz en un centro público o privado. En los hospitales públicos te proporcionan ellos los pijamitas, con lo cual, sólo habría que llevar un par de cambio de ropa para el día en el que nos vayamos a casa. ¿Por qué un par? Porque los bebés tienen reflujo, pueden echar algo de leche, y sus heces suelen ser bastante líquidas y es fácil que haya escapes.
  • Los primeros meses, siempre una ropita de cambio. Si vamos a dar a luz en una clínica privada, lo ideal es llevar dos cambios de ropa para cada día (mínimo) y dos más para el día que nos den el alta. También, un gorrito, sobre todo para evitar que el recién nacido pierda calorcito en las primeras horas tras el parto.
  • La silla del bebé ya instalada en el coche, bien fijada (por supuesto). Así, nos ahorraremos prisas el día del alta.
  • Una muselina. Viene genial para arropar al bebé cuando lo tengamos durmiendo encima, cuando lo cogemos en brazos, para colocarla en nuestro hombro cuando le ayudemos a echar los gases (por si regurgita un poco), etc. En fin, que las muselinas son un recurso estupendo porque tienen múltiples usos.
  • Cremas. Tanto para el culete del bebé, para evitar irritaciones o para solucionarlas si aparecen, como para el cuerpo cuando le bañemos. Recordemos que la piel del bebé es muy delicada y por ello es muy importante mantenerla hidratada.
  • Cambiador portátil. Tanto si utilizamos el cambiador que tengamos en la habitación (por higiene, es recomendable poner el nuestro también), como si por ejemplo, queremos cambiar al bebé en la cama por ejemplo.

Recomendables

Para nosotras

  • Cámara de fotos y/o vídeo, tarjetas y cargador. Los primeros días en el hospital, las primeras horas de vida de nuestro bebé, las primeras visitas a conocerle… son momentos mágicos. Yo tengo poquitas fotos de esos primeros días y ciertamente son de las que más valoro. Si volviera atrás, haría muchas, muchas más. Recordad, eso sí, no utilizar flash, pues puede dañar los ojitos de nuestro bebé.
  • Cojín de lactancia. Si bien es cierto que no es totalmente imprescindible sí que facilita mucho la lactancia, sobre todo, los primeros meses. Nos ayuda a una adoptar una correcta postura y a no dejarnos la espalda en el intento.

Para nuestro bebé

  • Pañales. Te los proporcionan, normalmente, tanto en los centros públicos como privados, pero no suelen ser de una calidad demasiado buena. La piel de los recién nacidos es muy delicada y es un buen consejo utilizar aquellos que sean respetuoso con el cuelete del bebé.
  • Una esponja es ideal para limpiarle el culete los primeros días con tan sólo un poco de agua, pero también podemos utilizar toallitas.
  • Cepillo para el pelo. Mi hijo nació con mucho pelo, todo lo contrario a mi hija, pero por si acaso se os da el caso de que vuestro bebé traiga una melenita un cepillito para que podamos darle un poco de forma. Importante que blandito, de 0+ meses.
¡Mi último consejo!

Preparar una lista para todas aquellas cosas que debemos guardar justo antes de salir para el hospital (que no vamos a tener guardadas desde un tiempo antes) como por ejemplo, el cargador del móvil, la cámara de fotos, la documentación… Y así, recordaremos cogerlas cuando llegue el momento.

Escrito por la bloguera Mamirami, colaboradora de El Rincón de Bebitus

Publicaciones que podrían interesarte...

2 Comments

Nuria marzo 22, 2017 at 6:15 am

Yo añado otros imprescindibles! Purelan para los pezones si vais a dar el pecho,no olvidar echartelo.Y en mi caso yo opté por bragas desechables lavables y genial!y a la esponjita de bebé ( mejor la q viene en una cajita para guardarla) yo añadiría un botecito de gel de bebé para limpiarla.Y la próxima vez le pongo pañales dodot,mucho mejor q los del hospital.Y ya después si se os agrietan los pezones no usar discos de lactancia sino pezoneras de medela pero las q son como un cuenquito con una silicona por detrás con agujero para el pezón,tienen agujeritos arriba para dejar q respire el pezón y no se cueza como con los discos y permite q la crema haga su efecto a la vez q recoge la leche y no roza con el sujetador.

Reply
Mamitus marzo 27, 2017 at 11:41 am

Gracias por tu aportación Nuria, ¡un saludo!

Reply

Deja un comentario en esta publicación