Entrevistamos aEntrevistas

Sofía Fournier: “con mis embarazos me apliqué lo que le indico a mis pacientes, seguir con el ejercicio, dieta sana y disfrutar cada segundo de él”

Mayo 9, 2017 0 comentarios

Disfrutar, disfrutar y disfrutar. Sofía Fournier, ginecóloga del Hospital Salud de la Mujer Dexeus de Barcelona, tiene claro que el embarazo es un momento único y una etapa que nunca olvidarás por lo que, ¿por qué no pasarla lo más feliz posible? Con su libro “¡Voy a ser mamá¡ ¿Y ahora qué?” transmite las buenas prácticas a llevar a cabo cuando un bebé está de camino. En su blog ‘Una mami que se mima’ llega a mamás que, incluso, ¡son sus pacientes!!

Bebitus: Ginecóloga, escritora, bloguera y mamá. ¿Es posible compaginar tanto?

Sofía Fournier: Pues aunque en ocasiones pienso que no voy a llegar a todo, de momento sí, es posible. ¿Cómo? Asumiendo que la perfección no existe, que es mejor tiempo de calidad con los peques que mucho tiempo “vacío” y sabiendo delegar y organizarme. Obviamente, supone también mucho esfuerzo, los comentarios del blog, las redes sociales y el contestar mails me toca hacerlo por la noche, cuando mis hijos ya duermen, y el gimnasio, a horas intempestivas (se ríe). Pero, ¿sabes qué? Cuando tienes una profesión que te encanta, unos hijos a los que adoras y un blog al que mimas como si fuese tu bebé, al final encuentras la fórmula de llegar a todo.

B.: Una futura mamá es un mar de dudas. ¿Por dónde empieza una mujer que va a ser mamá? ¿Y ahora, qué? (guiño, guiño :D)

S. F.: Una mujer que se hace el test de embarazo y ve ese ansiado positivo es un torrente de emociones, la alegría se mezcla con los nervios, con algunos miedos y con muchos sueños. ¿Mi consejo? Disfrutar todos y cada uno de esos momentos. Hoy en día la maternidad la planeamos bastante, no vamos a tener tantos hijos como se tenían hace unos años, así que ese es “nuestro momento”, hay que respirar hondo, asumir que viene un bebé y organizar nuestra vida para poder disfrutar esa etapa maravillosa. Dieta sana, deporte, alimentación saludable y tiempo para pensar, ¡eso es todo!

B.: ¿Cómo y por qué te lanzaste a escribir “¡Voy a ser mamá! ¿Y ahora qué?”?

S. F.: Pues por un cúmulo de casualidades. Una amiga mía periodista le habló de mí a alguien de la editorial Planeta, en Planeta vieron mi perfil digital y mi presencia en redes sociales, con el blog y la página de Facebook, y me contactaron: “Sofía, ¿querrías escribir un libro sobre el embarazo con el estilo de tu blog, cercano, ameno y empático hacia las futuras mamás?”. Y yo, obviamente, dije que sí… Mi sueño hecho realidad, iba a escribir un libro hablando de una de mis pasiones, el embarazo.

B.: ¿Te has encontrado con alguna paciente que lo tenga? ¿Qué te comentan?

S. F.: Sí, hay varias pacientes que me traen el libro a la consulta para que se lo firme. Siempre me acordaré de Francesca, la primera paciente que me lo trajo… ¡Una emoción, un orgullo interno! En fin, indescriptible. La mayoría de ellas me dicen que es un libro cercano, que tienen la sensación de que al leerlo es como si estuviesen hablando conmigo. Como dice una amiga mía, es como llevarte a Sofía a tu casa (se ríe).

B.: Muchas mamás critican la sobre información que existe en internet, donde ya no sabe una qué creer y bajo qué nivel profesional están escritos estos artículos. ¿Qué les recomendarías?

S. F.: Pues les recomendaría que sean críticas con lo que leen y encuentran en internet, que intenten recurrir a blogs o páginas web en las que escriban profesionales sanitarios, y que los foros de madres y los comentarios de otras embarazadas los lean si quieren, obviamente, pero que no se tomen como cierto todo lo que leen en ellos.

B.: Cuéntanos tu experiencia. ¿Qué fue lo primero que hiciste cuando esperabas a tu primer bebé? ¿Quién era tu más fiel consejero/a?

S. F.: ¿Lo primero que hice cuando supe que iba a ser madre? Llorar y reír a la vez, me invadió una felicidad y unos nervios así de repente, que no sé, difícil de explicar. Una vez me di cuenta de que iba en serio llamé a mi madre para contárselo, y luego, a lo largo del embarazo, viví mi día a día con la mayor naturalidad posible. Me encontraba tan bien, sin molestias, que hubiese seguido embarazada nueve meses más (se ríe).

Me encontraba pletórica y feliz, y consulté muy poco, pregunté poquísimo. Cierto que ahí yo tengo ventaja, al ser ginecóloga supe interpretar los cambios que iba experimentando, pero además no me entraron las ganas de hablar todo el rato con otras embarazadas o de acudir a clases preparto, así que viví mi embarazo de una forma muy relajada, sin agobios ni estrés.

B.: ¿Qué pautas llevaste a cabo durante tu embarazo para llevarlo lo mejor posible? Al ser ginecóloga, serías una alumna aventajada, ¿no?

S. F.: Como ya te he dicho en la pregunta anterior, sí, tenía mucha ventaja respecto a otras embarazadas. Así que enseguida me apliqué lo que tantas veces les había comentado a mis pacientes: seguí practicando deporte, cuidando mi alimentación y manteniéndome activa. Tuve mucho cuidado con el sol, estuve mucho tiempo en el agua (me tocó un embarazo de verano) y disfruté de cada una de las etapas de la gestación. Me engordé sólo 9 kilos, y me mantuve activa hasta el último día.

B.: Y el parto, ¡llego el momento! Muchas mamás le tienen miedo a la vez que lo esperan ilusionadas. Después, se vuelven a sumergir en el mar de dudas ante la elección: parto natural, parto en hospital o en clínica privada, ginecólogo, matrona, con epidural, sin ella, en piscina… ¿Cuál es la mejor elección?

S. F.: La mejor elección es aquella que implique una confianza en el equipo de sala de partos y una mente abierta para poder afrontar los imprevistos que ocurran el día del parto. ¿Lo ideal? Un parto humanizado en un ambiente hospitalario, para evitar riesgos innecesarios. Y, sobre todo, ser consecuente con la historia personal de cada una, si tienes un embarazo de riesgo igual no es prudente intentar un parto sin anestesia, pero si tienes un embarazo que ha transcurrido sin incidencias y te apetece probar un parto natural, infórmate bien y prepárate para ello. Pero, sobre todo, sobre todo, afronta ese día con la máxima tranquilidad y recuerda, el parto es la única cita a ciegas en la que seguro seguro vas a conocer al amor de tu vida.

B.: ¿Dónde podemos comprar tu libro?

S. F.: En cualquier librería de tu ciudad, en el FNAC, el Corte Inglés, la Casa del Libro y luego, como no podría ser de otra forma para un libro escrito por una mamá 2.0 como yo, también lo puedes encontrar en Amazon.

B.: ¡Gracias Sofía!

S. F.: ¡Gracias a vosotros por hacerme hueco en ‘El rincón de Bebitus’!

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación