De 0 a 6 mesesHigieneSeguridadUncategorized

Pequeños nadadores: consejos para disfrutar del agua con seguridad

junio 13, 2018 0 comentarios

consejos para disfrutar del agua con seguridad

No tengas miedo de llevar a tu bebé a la piscina: ¡el agua les encanta! Piensa que se han pasado nueve meses flotando en el útero materno, por lo que nadar es una actividad instintiva y beneficiosa para ellos, siguiendo unos consejos básicos. ¿Los tienes en cuenta?

Aunque algunos padres y madres se muestran reacios a llevar a sus bebés a la piscina cuando son pequeños, la verdad es que el agua es un medio en el que los niños se sienten a gusto y se lo pasan genial, una vez superados los miedos iniciales.

Los expertos coinciden en que los bebés pueden bañarse a partir de los seis meses. Tanto si se trata de un chapuzón esporádico en la piscina como de unas clases de matronatación, bañarte con tu bebé es una buena idea con interesantes beneficios:

  • Fomenta el desarrollo psicomotriz: aprender a flotar en el agua requiere practicar las habilidades de equilibrio y coordinación, además de la fuerza necesaria para vencer la resistencia al agua.
  • Mejora la sociabilidad: jugar en el agua es más divertido con otras personas, por lo que desarrolla las habilidades sociales. El agua también ejerce un efecto relajante y calmante en los niños más “moviditos”.
  • Estimula la mente: a todos los niños les fascina el agua y les encanta experimentar para averiguar qué ocurrirá, por ejemplo, si sumergen un juguete, si soplan, si salpican, etc. ¡Es el mejor centro de actividades!
  • Promueve la creatividad: para jugar en el agua no se necesitan juguetes; basta con un poco de imaginación y unos buenos compañeros de juego para crear las mejores diversiones.
  • Aumenta la autoconfianza: los bebés que se familiarizan con el agua desde pequeños no tienen miedo al agua cuando empiezan las clases de natación. También sufren menos accidentes en piscinas y playas.
  • Desarrolla los vínculos: compartir un rato en la piscina con mamá y/o papá es una experiencia muy bonita para cualquier bebé, lejos de interrupciones, llamadas de móviles, etc. ¡Perfecta para fomentar el apego!

Para disfrutar de los numerosos beneficios del agua con total seguridad, tan solo hay que seguir unos sencillos consejos de sentido común que resumimos a continuación. Por supuesto, los bebés siempre deben estar en el agua acompañados de un adulto.

Consejos para el baño con bebés 

En primer lugar, es imprescindible que elijas un lugar adecuado para bañarte con tu bebé. Las piscinas infantiles son ideales para disfrutar de un baño tranquilo y seguro, o bien la zona menos profunda de las piscinas para adultos (si no hay mucha gente). El baño en el mar es algo más complicado y se recomienda dejarlo para más adelante.

consejos para disfrutar del agua con seguridadEn segundo lugar, equipa a tu bebé con un pañal bañador; de hecho, en la mayoría de las piscinas públicas es obligatorio usarlo para bañarse con bebés. Como muchos padres y madres han comprobado, los pañales normales no son aptos para la piscina porque absorben el agua, se hinchan y acaban dejando escapar todo el contenido. En cambio, los bañadores desechables Little Swimmers de Huggies®, evitan los escapes gracias a sus barreras laterales, no se hinchan en el agua, tienen una cintura elástica ajustable que los hacen súper cómodos y además son fáciles de poner y quitar.

En tercer lugar, realiza sesiones de baño progresivas y de corta duración. Ayuda a tu bebé a familiarizarse con el agua de una manera gradual: primero mojarse los pies y las manos, luego un breve chapuzón y cuando ya lo tenga dominado puedes pasar a los juegos y la natación. Piensa que los bebés se enfrían rápidamente en el agua, de modo que un baño de 15-20 minutos es más que suficiente para las primeras veces.

En cuarto lugar, no abuses de los juguetes y accesorios para el agua. Los flotadores, manguitos, colchonetas, pelotas hinchables, etc. son muy divertidos y llamativos, pero no necesitas llenar la piscina de ellos para que tu bebé disfrute del agua (ni molestar al resto de los bañistas). Lo que más le gustará es que papá o mamá le sostengan en brazos y le ayuden a descubrir este nuevo y divertido entorno.

https://www.facebook.com/BebitusRetail/videos/1507352786013496/

Descubre en este vídeo uno de los consejos para disfrutar del agua con tu bebé que nos da Michael Phelps, el mejor nadador de la historia.

Finalmente, después del baño envuelve a tu bebé en una toalla o capa de baño para evitar que se enfríe, dúchale (el agua de la piscina contiene productos químicos que pueden ser irritantes cuando la piel se seca) y vístele de inmediato para que no coja frío, incluso aunque sea verano y haga calor, ya que aún no regulan bien su temperatura. Desecha el pañal bañador (no están pensados para reutilizarlos) y deposítalo en un contenedor de pañales (si está disponible) o en un cubo de basura o contenedor normal para el resto de residuos (suelen ser grises o negros; nunca deposites los pañales usados en los contenedores amarillos o azules, ya que no son adecuados).

¿A tu bebé le gusta el agua? ¿Te bañas con él/ella? ¡Cuéntanos qué tal!

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación