CrecimientoHigienePsicologíaUncategorized

Una noche sin escapes: pasos para controlar los esfínteres

junio 26, 2018 0 comentarios

¿Tu hijo/a todavía moja la cama? No te preocupes, es más normal de lo que crees. Con el tiempo se solucionará, pero mientras tanto puedes seguir algunos sencillos consejos para ayudarle a aprender a controlar los esfínteres durante la noche. ¡Toma nota!

Mucho tiempo después de retirar el pañal, algunos niños y niñas siguen mojando la cama por la noche. Es lo que se conoce como enuresis nocturna o incontinencia infantil nocturna y afecta a cerca del 10 % de los niños entre 3 y 15 años. Se acaba resolviendo con el tiempo y no se considera un “problema” hasta superada esa edad.

Mientras tanto, existen algunas cosas que puedes hacer para ayudar a tu peque a aprender a controlar los esfínteres por la noche. Aquí tienes algunos consejos útiles:

  • Establece una rutina para acostarle: un baño relajante, tomar la cena una o dos horas antes de acostarse (evitando las sopas y el exceso de líquidos), un rato viendo la televisión o jugando en familia… La idea es que se acueste relajado y tranquilo, ya que la ansiedad dificulta controlar los esfínteres correctamente.
  • Evita los juegos y actividades muy movidas: por la misma razón, no son convenientes los juegos físicos ni muy competitivos antes de acostarse. Lo mejor son juegos tranquilos con la familia o leerle un cuento. Prescinde también de los videojuegos, móviles y tabletas, porque la luz azul les desvela.
  • Antes de acostarse, ir al baño: es importante acostumbrarle a ir al baño antes de acostarse para hacer pis y lavarse los dientes. En cambio, hay que evitar que beba mucha agua justo antes de acostarse; es mejor asegurarse de que se hidrata correctamente a lo largo del día. Tampoco hay que dejar agua en su dormitorio.
  • Enséñale a ir al baño por la noche: a nosotros nos parece algo normal, pero los niños y niñas también tienen que aprender este hábito. Para facilitarle las cosas, puedes dejar la puerta entornada, la luz del pasillo o el baño encendida, o instalar una luz de noche en su cuarto que le permita orientarse por la noche. 
  • Si moja la cama, no le reprendas: controlar los esfínteres no es una cuestión de voluntad o comportamiento. Se trata de una función del organismo que se tarda tiempo en desarrollar. Por lo tanto, ante cualquier “accidente”, mantén la calma y simplemente recuérdale que debe ir al baño cuando sienta ganas.
  • Ten todo preparado y a mano: deja un pijama y unas sábanas limpias a mano en su cuarto por si hay que cambiarlas. Es importante hacerlo con rapidez, ya que si tienes que encender la luz, ir a buscar las mudas, despertar al resto de la familia, etc. le generará ansiedad y le dificultará volver a dormirse.
  • Trata el problema con naturalidad: no hay que enfadarse, intentar ocultarlo o hacer como si no pasara nada. Lo mejor es hablar con tu hijo de lo que ocurre, explicarle que no es culpa suya y que con el tiempo dejará de mojar la cama. Convertirlo en un “drama” familiar solo servirá para incrementar la ansiedad.

No existen trucos caseros para que deje de mojar la cama, pero seguir estos pasos cada día le ayudará a aprender progresivamente a controlar los esfínteres durante la noche. 

Calzoncillos y braguitas absorbentes: una ayuda para controlar los esfínteres

Una ayuda muy útil mientras tu hijo o hija aprende a controlar los esfínteres por la noche son los calzoncillos y braguitas absorbentes como la gama DryNites®. A diferencia de los pañales para bebé, que son más incómodos y causan rechazo en los niños mayores, estos calzoncillos y braguitas son discretos porque parecen ropa interior, resultan cómodos y están disponibles en varias tallas de los 3 a los 15 años.

Imagen 2 Artículo DryNites

Los calzoncillos y braguitas desechables DryNites® están decorados con diseños específicos para cada edad.

A diferencia de los pañales infantiles, los calzoncillos y braguitas absorbentes DryNites® está diseñados para absorber fácilmente grandes cantidades de orina, de modo que tu hijo o hija estará seco y tranquilo durante toda la noche. Los laterales elásticos se ajustan a la perfección para evitar los escapes, aunque se muevan mucho mientras duermen. Y como los calzoncillos y braguitas desechables DryNites® no abultan ni hacen ruido, se olvidarán de que los llevan puestos y podrán usarlos para dormir incluso en casa de un amigo.

¿Tu hijo/a moja la cama? ¿Hasta qué edad? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación