A comerLactancia

Guía para disfrutar de la lactancia materna a tu manera

agosto 1, 2018 0 comentarios

La lactancia materna está en auge en España: tres de cada cuatro madres dan el pecho a sus bebés las primeras semanas. Sin embargo, nunca debe convertirse en un sacrificio: hay muchas maneras de disfrutar de la lactancia materna, que puedes adaptar a tus necesidades.

No hay duda de que la lactancia materna vive una época favorable en nuestro país. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud, el 71 % de las mamás da el pecho a sus hijos durante las seis primeras semanas de vida. Sin embargo, este porcentaje cae al 66 % cuando tienen tres meses y al 47 % a los seis meses, cuando muchas de ellas se reincorporan al trabajo. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda alimentar exclusivamente a los bebés con leche materna durante los primeros seis meses de vida y aconseja mantenerla como complemento de la alimentación sólida hasta los dos años, algo todavía muy poco frecuente en nuestro país.

Es indiscutible que la lactancia materna es la mejor forma de alimentar a los bebés en sus primeros meses de vida, siempre que sea posible. La leche materna no solo cubre todas las necesidades de nutrición e hidratación del recién nacido, sino que además refuerza las defensas, previene los cólicos y alergias, favorece el descanso… Como mamá, también disfrutas de sus ventajas, ya que la lactancia materna ayuda a la recuperación de tu cuerpo tras el embarazo y el parto, fomenta el apego con tu bebé, reduce el riesgo de depresión posparto e incluso previene el cáncer de mama.

Sin embargo, hay que reconocer que no siempre es fácil dar el pecho y mucho menos mantener la lactancia meses o incluso años, como recomienda la OMS. Durante el proceso, surgen dificultades (problemas en el pecho, horarios incompatibles e incluso rechazo social a la lactancia prolongada). A continuación hallarás algunos consejos y productos útiles que te ayudarán a disfrutar más tiempo de la lactancia, a tu manera.

Olvídate de las reglas y los horarios

Hay muchas formas de dar el pecho y todas son igual de válidas: lo importante es que tu bebé y tú os encontréis a gusto con la modalidad que habéis elegido. Por ejemplo, hay mucho debate respecto a si la lactancia materna debe ser a demanda o con horarios. Pero la naturaleza es sabia: desde el nacimiento, tu cuerpo y el de tu bebé están en perfecta sincronización. De modo que, cuando tu bebé tiene hambre, tu organismo ha producido la leche que necesita y va aumentando la cantidad a medida que crece. Por lo tanto, no hace falta que vayas con el reloj en la mano ni esperes a que tu peque llore ansioso de hambre: dale el pecho cuando creas que lo necesita. cojin de lactancia boppi bebitus

Tampoco hagas mucho caso de las personas que quieren enseñarte cómo se da el pecho. Hay varias posiciones para amamantar a tu bebé: tumbada, acostada, sentada, arrullando a tu bebé… Prueba distintas opciones hasta encontrar una en la que dos estéis a gusto y, sobre todo, con la que no se produzcan estirones o tu bebé deba forzar el cuello para llegar al seno. Eso sí: asegúrate de que la nariz y el ombligo del bebé están siempre en línea: si el bebé gira la cabeza, le será difícil tragar correctamente y puede atragantarse o ingerir aire que luego le provoque cólicos. Un cojín de lactancia te resultará especialmente útil para encontrar la postura adecuada. El de la imagen es de la marca Boppi y, aparte de para dar el pecho, le encontrarás mil y una utilidades mientras te recuperas del nacimiento.

Disfruta de la lactancia materna dónde y cuándo quieras

sujetador de lactancia carriwell bebitus

Tampoco es necesario que planifiques tu vida solo en función de las tomas del bebé. Puedes darle el pecho en cualquier momento del día y en cualquier lugar en que sea preciso; y si a alguien no le gusta, ¡que se aguante porque estás en tu derecho! Un buen sujetador de lactancia permitirá que puedas hacerlo de forma cómoda y discreta en cualquier parte. Por ejemplo, este modelo de la marca Carriwell que puedes ver en la foto es de microfibra, anatómico y no tiene costuras para que estés bien cómoda. Las copas se pueden abrir fácilmente dar el pecho donde quieras sin tener que quitártelo.

Muy importante: la correcta higiene del pecho

pezoneras philips avent bebitus

El cuidado del pecho es otro factor clave para prolongar la lactancia materna. La mayoría de los problemas (inflamaciones, grietas en los pezones, etc.) proceden de un enganche incorrecto del bebé o de una higiene inadecuada del seno. Para asegurarte de que tu peque lo agarra bien, comprueba siempre que la cabeza está recta, su nariz está opuesta al pezón y se halla lo bastante cerca para poder echar la cabeza hacia atrás, abrir la boca y abarcar buena parte de la aureola con ella. Para desengancharle, empuja suavemente con el dedo desde el extremo de sus labios. Si aún así tienes problemas de agarre, unas pezoneras como las de Philips Avent que aparecen en la imagen pueden ayudarte a solucionarlo sin renunciar a la lactancia.

discos lactancia carriwell

Después de dar el pecho, no es necesario limpiarte con jabón ni nada parecido: la propia leche materna tiene propiedades antisépticas e hidratantes que protegen la zona. Para evitar manchar la ropa con los restos de leche, puedes usar discos absorbentes para lactancia. De todos modos, si te salen irritaciones o grietas en el pecho, puedes aplicarte una crema para el pecho específica. Pero lo más importante es que revises todos los pasos anteriores para ver si puedes estar haciendo algo mal.

extractor de leche medela

Finalmente: ¿quién ha decretado que solo las mamás pueden “dar el pecho”? Con un extractor de lactancia o “sacaleches”, puedes sacarte leche materna y almacenarla en un recipiente de conservación adecuado (incluso se puede congelar). De este modo tú misma, el papá u otra persona puede dársela a tu bebé con un biberón, por ejemplo cuando estás fuera de casa o si necesitas descansar de las tomas nocturnas. Es una buena ayuda para mantener la lactancia materna durante más tiempo, como recomienda la OMS. El sacaleches de la imagen es de la marca Medela, es eléctrico e imita la succión natural del bebé para no dañar el pecho.

Si quieres más consejos para disfrutar de la lactancia materna a tu manera, consulta el Manual de Lactancia de Carriwell que puedes descargar gratis aquí.

 

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación